Skip to main content

Cómo los vehículos de cero emisiones (ZEV) pueden ayudar a los gobiernos a lograr una recuperación verde

3 September 2020, 15:08 BST 4 min read

El sector del transporte es uno de los principales contribuidores a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la contaminación del aire a nivel mundial. En todo el mundo, varios gobiernos están tomando medidas para descarbonizar el sector. Los vehículos de emisión cero (ZEV por sus siglas en inglés) pueden desempeñar un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono y lograr una recuperación verde de la pandemia COVID-19.

La pandemia ha causado profundas repercusiones económicas, limitando presupuestos públicos y cambiando las prioridades del gobierno. Sin embargo, también ha demostrado la rapidez con la que se pueden reducir las emisiones una vez que los vehículos contaminantes están fuera de las carreteras. La recuperación de la pandemia presenta una oportunidad única para que los gobiernos municipales, estatales y nacionales mejoren los sistemas de transporte y aprovechen los beneficios que los ZEV pueden ofrecer para restaurar la economía.

La transición ZEV se está acelerando

El mercado de vehículos eléctricos se está desarrollando rápidamente. Las ventas se dispararon de 450.000 en 2015 a 2,1 millones en 2019, y se prevé que alcancen los 26 millones en 2030.

A pesar de los impactos económicos de la pandemia de COVID-19, el mercado de ZEV ha resistido y continúa creciendo. Esto es particularmente sorprendente considerando que, en algunos países, las ventas de vehículos con motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés) se desplomaron más del 90% durante el mismo período.

Global electric car sales
Chart 1: Global electric car sales by key markets, 2010-2020 (IEA, 2020)

A medida que se propagó el virus y se declararon los cierres de las ciudades, la venta y fabricación de automóviles disminuyeron drásticamente. Sin embargo, el último informe de la Agencia Internacional de Energía (IEA) muestra que las ventas de vehículos eléctricos se recuperaron rápidamente después de una caída inicial durante los primeros meses de 2020.  De hecho, se espera que las ventas de vehículos eléctricos superen ligeramente las ventas de 2019, alcanzando un récord del 3% del mercado en 2020.

Frente a la crisis actual, países como Alemania, Francia e Italia han implementado fuertes medidas para la recuperación de la industria automotriz con disposiciones específicas para la movilidad eléctrica. El costo de poseer un vehículo eléctrico se está volviendo más competitivo debido a la caída de los precios del combustible, y los incentivos gubernamentales a nivel nacional, estatal y local pueden ayudar a reducir los altos costos de compra.

Las políticas de ZEV pueden estimular el mercado laboral

El cambio de la industria automotriz hacia los ZEV puede conducir a la creación de empleos verdes. El informe de Recuperación post-covid de IRENA enfatiza la creación de nuevas oportunidades de trabajo en el sector de los vehículos eléctricos y el apoyo para capacitar a los trabajadores de la industria de los combustibles fósiles como medidas que traerán resultados económicos positivos.

Analizando las actividades específicas que lograrán resultados más impactantes, el informe de Recuperación Sostenible de la IEA muestra que la infraestructura de carga y la fabricación de celdas de batería tienen el mayor potencial de creación de empleo, seguidas por los carriles para peatones y bicicletas. Esto indica que la transición a los ZEV es un paso positivo para abordar las tasas de desempleo resultantes de la pandemia.

EV parking

Las inversiones para mejorar los sistemas de transporte público también pueden crear oportunidades de empleo en la construcción y la ingeniería, incluyendo la expansión de las redes ferroviarias de alta velocidad, ya que son una alternativa más sostenible que la aviación. Además, las zonas de bajas emisiones en los centros de las ciudades y las flotas de autobuses eléctricos contribuyen a la reducción de los niveles de contaminación del aire provocados por el transporte, lo que tiene un impacto positivo en la salud pública.

Para una transición exitosa a los ZEV, es esencial la acción del gobierno a todos los niveles

Aunque la transición a los ZEV esté progresando, es necesaria una acción gubernamental más firme para garantizar que se lleve a cabo con la suficiente rapidez. Los gobiernos deben sentar las bases necesarias para acelerar el cambio en el sector privado y señalar la transición al mercado. 

La IEA ha identificado dos escenarios alternativos para el futuro de los ZEV. Uno es sombrío, considera las políticas gubernamentales actuales y debilitadas como resultado de la crisis y donde los cambios de comportamiento no son abordados. El otro es brillante, compatible con los objetivos del Acuerdo de París, considera la implementación de medidas y políticas de recuperación verde a todos los niveles de gobierno.

Las empresas también juegan un papel importante en la transición hacia  bajas emisiones de carbono, y los ZEV pueden ser fundamentales para reducir los impactos ambientales de un negocio.

Los principales obstáculos citados por las corporaciones para la adopción de ZEV en sus flotas son:

  • falta de suministro de vehículos eléctricos para satisfacer la demanda (particularmente para vehículos pesados y especializados).
  • falta de redes de carga sólidas para soportar viajes de larga distancia y acceder a áreas remotas.

Los gobiernos pueden abordar estos obstáculos al: 

Los ZEV contribuyen a mejorar la calidad del aire y la salud pública

Un gran porcentaje de las emisiones mundiales del transporte son causadas por el transporte por carretera, que también está relacionado con una gran cantidad de problemas de salud asociados con la liberación de partículas y gases nocivos al aire.

Los ZEV juegan un papel importante en la reducción de las emisiones de GEI y los niveles de contaminación del aire, ya que son más eficientes energéticamente y no producen ninguna emisión de escape durante su uso. Sus motores silenciosos también contribuyen a disminuir la contaminación acústica, reduciendo así los problemas de salud relacionados con la contaminación acústica en todo el mundo.

EV manufacture

Según las estadísticas de la IEA, la generación de electricidad requerida para alimentar la flota mundial de vehículos eléctricos en 2019 resultó en la mitad de las emisiones de GEI que habría creado una flota equivalente compuesta por vehículos con motor de combustión interna. A medida que los países y estados avancen hacia un sistema de energía más renovable, las emisiones de los vehículos eléctricos se reducirán aún más.

También se ha descubierto que los ZEV tienen un mejor desempeño ambiental (22% más limpio) que los vehículos diésel, incluso en el peor de los casos: un automóvil que funciona en una de las redes más intensivas en carbono y donde las baterías se producen con procesos y   materiales menos sostenibles. 

Los gobiernos deben de actuar sobre los ZEV para una recuperación verde

La pandemia de COVID-19 ha demostrado la resistencia del mercado ZEV, no obstante, tomar acción para acelerar el mercado ahora es fundamental para asegurar su éxito en el futuro.

Los gobiernos de todos los niveles deben incorporar las políticas ZEV en sus planes de recuperación verde. También deben ayudar a las empresas a superar las barreras, implementar mandatos ambiciosos y establecer objetivos a corto y largo plazo mientras trabajan hacia un sistema energético bajo en carbono.

Con políticas sólidas de ZEV implementadas, los gobiernos pueden fortalecer su economía, crear empleos y lograr con éxito sus objetivos ambientales y de salud pública a largo plazo.